CURANDERA

Cliente: Carolina Blanco Wines

año: 2020

La uva es al vino lo que la madre a un hijo: le transmite y entrega su alma. Esa mezcla de mística y lógica es la producción de vino. Y en esta transmutación, la enóloga, como Curandera, tiene la ocurrencia de las perfectas combinaciones, cuida los ritos a lo largo del año y somete los elementos de la tierra a los procesos precisos para entregar en el vino aquello que la uva lleva: ese mundo de colores, olores, sabores, sensaciones…

 

Para la Curandera la uva País y el Carménère se complementan. La País necesita algo de la suavidad y el intenso entusiasmo del Carménère; y éste, a su vez, algo de frutosidad y fuerza para persistir.
 

CURANDERA-2.jpg
ARMARIA_2022_Mesa de trabajo 1 copia 2.png
  • Instagram